La lencería erótica como arma de seducción

lenceria erotica

Compartir es vivir

La lencería erótica constituye uno de los pilares básicos de la ropa íntima. Se trata de una extendida rama de la ropa interior femenina que se asocia a la sensualidad y al atractivo de la mujer.

La lenceria erotica es uno de los productos de modas que más consumo genera. La industria de la ropa interior ha evolucionado con el paso de la historia y no ha sido hasta mediados del siglo XX que empezó a consolidarse y modernizarse hasta nuestros días.

La ropa interior femenina se ha ido reinventando, corrigiendo y moldeando hasta conseguir una gran variedad de diseños para todo tipo de mujer.

En pleno siglo XXI la lencería erótica se basa en la creatividad, en la innovación y en la sensualidad. La ropa íntima está compuesta por tejidos y materiales como el nylon, la seda, el poliéster, la lycra… La lencería erótica se origina ante la necesidad de rendir culto al cuerpo femenino. El objetivo era ensalzar el erotismo y la belleza de la mujer. Hasta finales del XIX se etiquetaba a las mujeres que se vestían con ropa íntima como “mujeres de mala vida”. A mediados del siglo XX este concepto fue desapareciendo poco a poco, devolviendo ciertas libertades a la mujer.

La lencería erótica es una potente arma de seducción que ha cobrado gran importancia tanto en la industria de la moda como modelo de fantasía sexual. Se trata de un componente básico de la moda, el poder y la sensualidad.

Dentro de la lencería erótica encontramos gran diversidad de prendas: babydoll, body, bustier, corsés, ligueros, sujetadores, bragas, tangas, faldas, culotes, leggins, medias, corpiños, picardías, camisones y muchos más complementos.

Se puede apreciar una gran convergencia de estilos: sensual, transgresor, romántico, clásico… La paleta de colores así como los tejidos y los estampados juegan un papel muy importante en la lencería erótica. La simbología de los colores asume gran protagonismo: el rojo es el color de la pasión y el romanticismo; el negro es el color del misterio, la lujuria y la explosividad; el azul o el violeta simbolizan la imaginación y la juventud; los tonos pastel evocan dulzura e inocencia y el blanco es símbolo de inocencia y virginidad.

Las nuevas tendencias y modas han propiciado a que se equilibre la balanza entre sensualidad y comodidad. Dentro de la lencería erótica, por tanto, encontramos gran diversidad de colores, tejidos, estampados, encajes, formas y diseños. El nivel de sexualización se ha incrementado en estas últimas décadas con tal de potenciar la silueta femenina hasta su máximo esplendor.

La lencería erótica ha asumido un rol activo y de gran importancia en la industria de la moda y, principalmente, en la sensualidad y sexualidad de la mujer. El gran consumo de este tipo de prendas ha propiciado la presencia de la lencería erótica como vestimenta fundamental para el atractivo de la mujer. La lujuria, la sexualidad, el deseo, el atractivo, la imaginación, el misterio y la provocación definen y simbolizan la lencería erótica femenina, intensificando todos los sentidos.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*