diseño packaging farmaceutico

Diseño de envases en la industria farmaceutica

La industria farmacéutica se adapta a la modernidad en todos los aspectos. Desde hace años se aplican medidas e iniciativas para mejorar en todos los sentidos el sector farmacéutico (webs, investigaciones, infraestructuras, estrictos controles de calidad, minimización de los efectos secundarios, adaptación y adopción de nuevas medidas, variedad de morfología en cuanto a medicación –sobres, comprimidos, ampollas, polvos, gránulos…-, etc.). para que empresas como la farmacia Bisanon puedan vender más productos

Las farmacias así como los laboratorios farmacéuticos desarrollan todo tipo de innovaciones para atender todas y cada una de las necesidades de la sociedad.

Un claro ejemplo de innovación son los envases en los que se comercializan los medicamentos. Son varios los aspectos en los que se ha modificado la composición de los envases, por ejemplo mediante la reducción del espesor, usando materiales más ligeros y ecológicos o comprimiendo las superficies impresas.

El marketing, la economía sostenible y el ecologismo son los principales factores que intervienen en la modificación de los envases o recipientes de los productos farmacéuticos. Se trata de un negocio sanitario que intenta adaptarse y ajustarse a las necesidades de la sociedad comprometiéndose a mejorar en todos los aspectos posibles.

El diseño de los recipientes y envases se debe basar en múltiples aspectos, pues hay diversas dificultades técnicas, normativas y sanitarias que deben acatar. Las medidas e iniciativas que se han aplicado a los envases no responden tan solo al marketing sino a grandes mejoras ecológicas y sostenibles. Uno de los problemas medio ambientales que existen en España es la acumulación de recipientes farmacéuticos desechados tras su utilización, generando elevados porcentajes de residuos.

El diseño de los envases se elabora mediante diversas estrategias (morfología, seguridad, calidad, material, resistencia, durabilidad…) claras, detalladas y visuales teniendo en cuenta el uso que se da en cada uno de los productos. El principal objetivo es la mejora cualitativa en todos los aspectos además de tener un mejor impacto sobre el medio ambiente.

Los envases deben aportar diversas etiquetas indispensables para su comercialización:

  • Fabricante
  • Fecha de caducidad
  • Denominación genérica (principio activo)
  • Estado en que se presenta (comprimidos, cápsulas, ampollas, etc.)
  • Unidades
  • Leyendas de advertencia
  • Etc.

El diseño de los envases, por tanto, se ve limitado por la ley de envases para su distribución y comercialización. La presentación de los recipientes, a pesar de ello, es bastante atractiva, clara y sencilla para los usuarios compaginando la funcionalidad, la calidad y la seguridad de cada uno de ellos.

El diseño gráfico ha cobrado gran relevancia en el sector farmacéutico buscando la constante innovación en sus productos. Además, los recipientes se pueden presentar de diversos materiales (plástico, cartón, aluminio, vidrio…) para su comercialización un ejemplo podrían ser los productos lierac Magnificance.

La industria farmacéutica ha aplicado centenares de medidas e iniciativas para perfeccionar el diseño y formato de sus envases y recipientes atendiendo, principalmente, a la sostenibilidad y al medio ambiente así como a una presentación más atractiva para el consumidor. Son evidentes, por tanto, los cambios que se han aplicado en el sector teniendo en cuenta diversos criterios sanitarios, funcionales, ecológicos y eficaces, respondiendo a las condiciones ambientales y sanitarias de la sociedad del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *